Noticias

Motos: Cuando las dos ruedas son tu pasión

Motos: Cuando las dos ruedas son tu pasión
No hay opiniones

Vivimos una época interesante para los amantes de las motos, tanto para los aficionados de corazón, los de toda la vida, como los nuevos motoristas por necesidad (las grandes ciudades donde aparcar no es tarea fácil han hecho que las motos sean una forma de locomoción nueva), todos ellos como conductores responsables deben de ser conscientes de la importancia del mantenimiento de sus vehículos.
Las motos cada vez son más fáciles de manejar, son más seguras y contienen una mayor dosis de diversión, los avances en las tecnologías aplicadas a las motos gracias a la electrónica hace que la actualización de conocimientos y la preparación de los profesionales del sector deban ser periódicas y constantes.
Un mantenimiento preventivo de la moto, no sólo por seguridad, minimizando la ocurrencia de accidentes, así como salvaguardar la vida de sus ocupantes, entre otras razones lleva a la necesidad de realizar revisiones periódicas en el taller mecánico.
El dueño de una moto se enfrenta al problema de, dónde poder realizar el mantenimiento de su vehículo con confianza y seguridad. Los profesionales que combinan la pasión por la mecánica como profesión, aprendida a base de muchas horas de trabajo y esfuerzo al servicio de los clientes con la máxima eficiencia y eficacia, manteniendo las puertas abiertas incluso en épocas de crisis hace que el cliente se acerque y valore el taller de toda la vida, aquellos en los que el trato con el mecánico es cercano y que se preocupa en explicar el porqué de las cosas y la solución de los problemas, de los que te vas con la sensación de haber aprendido algo más sobre este mundo, incluso se crea un vínculo de confianza unido al respeto por el trabajo realizado, y donde las partes quedan satisfechas. El mecánico sabiendo su trabajo realizando con profesionalidad y honestidad y el cliente saliendo con su moto con la sensación de que el trabajo está hecho sin mayor intención por parte del profesional que dejarle satisfecho y libre de cualquier problema mecánico.
Por ello para los que la mecánica no es un simple trabajo que termina al echar el cierre cada día, sino una forma de vida, una pasión diaria, hace que tengamos que aprender día a día para dar un buen servicio a nuestros clientes.
Mecánico y cliente se convierten en un equipo, este último siendo responsable de la realización de revisiones a la moto y el mecánico realizando su trabajo del que destacan entre otras las siguientes tareas de mantenimiento básico:
• La revisión de aceite y filtro: para un mantenimiento de la moto en el tiempo y evitar que el motor se estropee de forma prematura es fundamental la revisión de los niveles de aceite y el estado de los filtros, el color, olor y la textura dan al mecánico datos esenciales para saber el estado del mismo y la necesidad del cambio. El rango de cambio de aceite va desde 4.000 a 10.000 kilómetros y el filtro de aceite se cambiará siempre en cada revisión (o según las especificaciones de cada modelo)puesto que son motores que trabajan en un rango de RPM muy alto. Si, realizas muchas paradas y arranques en cada viaje, o los trayectos los realizas a altas velocidades, el cambio de aceite deberá realizarse antes.

• Cambio de filtro de aire: para evitar que las impurezas y suciedad dañen los filtros será necesario un mantenimiento periódico, siguiendo los manuales de cada modelo y el criterio del mecánico como norma general se cambian cada 10.000km y dependiendo del uso ya que por ciudad habrá que cambiarlo antes por la polución.
• Niveles de líquido refrigerante: los niveles de líquido refrigerante no disminuyen de forma drástica, sí los niveles del mismo disminuyen constantemente puede que existan fugas en los conductos de refrigeración, radiador o depósito, en los manuales de cada modelo se indica cuando la moto puede necesitar líquido refrigerante o agua.

• Revisión de kit de arrastre: Es el sistema que transmite la potencia del motor, (luego de la caja de cambios), hacia la rueda trasera. Está compuesto por el piñón de salida que es una rueda dentada que va montada sobre el eje de la caja de cambios; el plato, que es otra rueda dentada que va en la rueda trasera y tiene un radio mayor que el piñón de salida y la cadena, que es elemento metálico flexible, fabricado con eslabones unidos, que transmite el movimiento del piñón de salida al plato, es decir, hace girar la rueda trasera, es esencial para obtener la potencia y velocidad.
Es necesario hacer una inspección visual del estado de la cadena para verificar: tensión, limpieza, lubricación y juego entre los eslabones. El mantenimiento se realizará cada 1000 km y el cambio cada 30.000km según desgaste y manual.
• Revisión y cambio de neumáticos: es una parte elemental del vehículo y de la seguridad del mismo, mantener la presión de aire en las llantas conocer la presión de inflado correcto para evitar una conducción peligros. La revisión y cambio de los neumáticos cuando exista desgaste o pinchazos es esencial.

• Revisión de cables de frenos, acelerador, velocímetro son otras de las tareas habituales en los talleres mecánicos.
Como complemento a un buen mantenimiento de la moto es necesario que los accesorios que portan el conductor y acompañantes sean de calidad para evitar males mayores en caso de accidente y salvaguardar su integridad física. Un casco de calidad que cumpa con la normativa y llevarlo siempre abrochado, así como ropa con protección para no sólo hacer frente a los problemas climáticos sino evitar quemaduras y otras lesiones en caso de caída.
Todo ello junto con una conducción responsable, el uso de luces e intentar anticiparse a las emergencias hace que el uso de la motocicleta no sólo sea algo utilitario sino un placer para los amantes de las motos.

Sergio Fraile García

Fraymoto S.L.

Noticias Relacionadas
Opiniones

¿Quieres más información?

CONTACTA CON NOSOTROS